Como ya os habíamos anunciado, para hablar de Textos clásicos de alquimia esta semana hemos estrenado la sección comandada por nuestro buen amigo y colaborador, Luis Silva, en la que poco a poco iremos conociendo los aspectos básicos de este gran arte como es la alquimia.

Esta semana Luis empieza hablándonos de los “textos clásicos de alquimia” en los que se basa gran parte de este nuevo arte, pero ¿Que son los textos clásicos de Alquimia?

“Que aquel que ama la verdad tenga pocos libros entre las manos, pero de los mejores y más fieles, que tenga por sospechoso todo cuanto es fácil de comprender… pues la verdad está oculta bajo estos velos y los Filósofos jamás escriben más engañosamente que cuando parecen escribir abiertamente, ni más verdaderamente que cuando ocultan lo que quieren decir bajo términos oscuros.”

Jean d’Espagnet.

La Obra secreta de la Filosofía de Hermes. 1623. Canon IX.32

“Entre los más celebres autores que han escrito sobre los secretos de la Naturaleza y de la Filosofía oculta, Hermes y Morien, entre los antiguos, ocupan, a mi parecer, el primer rango. Entre los modernos Bernardo el trevisano y Ramón Llull, por quien tengo una veneración muy grande… Léanse con frecuencia suPrimer Testamento y también su Codicilio y sus Prácticas, obras de las que se puede sacar tanto como se desee.”

Jean d’Espagnet.

La Obra secreta de la Filosofía de Hermes. 1623. Canon X.

Se consideran textos clásicos de Alquimia los escritos por alquimistas que la tradición alquímica reconoce como Adeptos, y otros que aún siendo escritos por filósofos no Adeptos gozan de un valor inestimable. La edad de oro de estos tratados se corresponde con la del Renacimiento.

Gracias a la invención de la imprenta se editaron miles de obras alquímicas, pero, desgraciadamente, tantas verdaderas como falsas, de ahí que los Adeptos aconsejen la lectura de las escritas por sus semejantes, ayudando así a separar lo bueno de lo malo, el oro de la paja.

Sin duda, el texto alquímico más conocido es la Tabla Esmeralda, atribuida a Hermes. Una obra que, aún a pesar de su brevedad y fácil lectura, desvela principios tanto metafísicos como físicos.

Al margen de los textos y Adeptos mencionados más arriba, destacamos algunos que son objeto de nuestra predilección:

 Textos clásicos de alquimia en el Siglo XVIII 

  • El niño hermafrodita del Sol y de la Luna… Anónimo.
  • El Reino de Saturno transformado en siglo de oro… Autor Huginus a Barma
  • El Secreto de la Sal… Autor Elías Artista
  • Aurea Catena Homeri…. Anónimo
  • Aforismos y procesos rosacruces… Autor Sigismond Bacstrom
  • Máximas concernientes a la sal universal de la Naturaleza… Autor  Sigismond Bacstrom
  • La Entrada abierta al Palacio cerrado del Rey… Autro Ireneo Filaleteo
  • Diccionario mito-hermético … Autor… Dom Pernety
  • Fábulas Greco-Egipcias…. Autor Dom Pernety
  • Concordancia Mito-Físico-Cábalo-Hermética… Autor Saint Baque de Bufor

Textos clásicos de alquimia en el Siglo XIX

  • Hermes desvelado…. Autor  Cyliani
  • Recreaciones herméticas… Anónimo
  • Teorías y símbolos de los alquimistas. La Gran Obra… Autor Alber Poisson

Textos clásicos de alquimia en el Siglo XX

  • El misterio de las catedrales… Autor Fulcanelli
  • Las moradas filosofales… Autor Fulcanelli

“Los tratados herméticos son oscuros, es verdad, pero bajo esa oscuridad se esconde la luz. Una vez conocida la teoría alquímica, una vez poseída la clave de los principales símbolos, podrá atrevidamente emprender la lectura de Ramón Llull, Paracelso, Bernardo el Trevisano, Flamel, Roger Bacon, Filaleteo. Lo que parecíavacío de sentido lo encontrará lógico, leerá como Marielle leía los jeroglíficos, incluso probará a descifrarlos usted mismo, a deletrear por así decir esta lengua desconocida. A marchar paso a paso pero seguro hacia la luz.”

Albert Poisson.

Teorías y símbolos de los alquimistas. La Gran Obra. 1891.33

Efectivamente, si alguien no iniciado se atreve a ojear uno de estos textos o tratados seguramente sufrirá cierto desánimo, pues no son nada fáciles de leer y pueden resultar hasta aburridos, como nos pasó a nosotros.

TAMBIÉN PUEDES LEER  Arte y Alquímia: El nacimiento de Venus de Botticelli con Carles Folch y Luis Silva

Su comprensión necesita de muchos años, paciencia y numerosas lecturas y relecturas de diferentes autores.

Solo así, y con suerte, los textos se irán abriendo al entendimiento. Por supuesto que otra vía mucho más rápida de conocimiento es la de encontrar a un alquimista avanzado y sincero que ofrezca pistas de interpretación.

Otro problema reside en que, por tradición, los textos describen la obra alquímica en forma desordenada, es decir, no siguen el orden correcto de las operaciones, sino que las alteran. Esto ha sido siempre una práctica habitual.

Pero el gran escollo, donde realmente ocultan su verdadero secreto, está en las fases preliminares de la Obra, es decir, en la fabricación de su Disolvente Universal. Muy pocos autores han entrado en este proceso y, sin él, la verdadera Piedra Filosofal no puede ser elaborada.

Así, el neófito se encuentra ante un puzle difícil de componer: un lenguaje oscuro y enigmático, una imaginería igual de compleja, unas fases de la obra desordenadas y la casi imposibilidad de elaborar el mercurio de los filósofos o su disolvente universal, verdadera antesala de la piedra mirífica.

En las siguientes páginas podéis encontrar libros con textos clásicos de alquímia.

Os recordamos que Luis Silva ha escrito un libro llamado “Alquimia, tras la piedra filosofal” En el que podréis sumergiros en este arte.

A continuación podéis ver el booktrailer y la información correspondiente al mismo.

Por último os dejamos el audio correspondiente a su sección en el programa de ésta misma semana.

MUTUS LIBER

Compartir

Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí