Tal vez te preguntes qué es el bitcoin y para qué sirve. Pues, el bitcoin es una moneda como cualquier otra, tal como el dólar norteamericano o el euro, es decir, se trata de una moneda con la cual puedes adquirir bienes y contratar servicios.

No obstante, lo que diferencia a esta moneda del resto es que se trata de una moneda virtual, la cual además brinda mayor seguridad y rapidez al momento de hacer las transacciones.

Una de las principales características que tiene, y que la diferencia mucho más del resto de las monedas, es que el bitcoin es una moneda descentralizada, es decir, que no posee controles por parte de terceros.

Carece totalmente de un ente que las emita, tal como ocurre con los euros o los dólares, sino que esta criptomoneda se produce gracias a los usuarios y empresas que trabajan para ello, en cualquier parte del mundo, destinando además recursos para lograr minarla.

El bitcoin es actualmente una de las monedas digitales que tiene más uso en cualquier lugar del planeta, y esto obedece a lo innovadora que es, lo cual además hace que cada día aumente su popularidad.

Muchos usuarios, así como comerciantes y dueños de negocios, están encontrando en el bitcoin muchas ventajas que les ha hecho optar por el uso de esta moneda.

Algunas de las características que definen a los Bitcoin son las siguientes:

  • No le pertenece a ninguna entidad bancaria, ni país, o Estado alguno, y sin embargo se puede utilizar en cualquier parte del mundo.
  • Es posible adquirirla por medio de la compra utilizando dólares o euros, así como cualquier otra divisa, tal como harías con cualquier otra divisa. También puedes cambiar tu moneda local por bitcoins.
  • Opera sin intermediarios, es decir, que las operaciones se realizan entre personas únicamente.
  • Al ser descentralizada, nadie la controla, ni empresas, ni bancos, ni ninguna institución.
  • No es posible falsificarla, debido a su innovador sistema encriptado, así como tampoco puede duplicarse.
  • Las transacciones que se realicen no pueden revertirse.
  • No se requiere que tu identidad quede al descubierto, sino que siempre puedes asegurar tu privacidad.
  • Es imposible que las cuentas sean congeladas, ni tampoco pueden ser intervenidas, sino que el dinero es totalmente de usuario.
  • Puede ser enviado a cualquier lugar del planeta.
  • Todas las transacciones son realizadas de forma inmediata.

Las criptodivisas también ofrecen muchas más ventajas como, por ejemplo, al no existir intermediarios, los costos por las transacciones también disminuyen. Esto no ocurre cuando enviamos dinero a otras partes del mundo, y en el cual hay diferentes intermediarios, por lo que se generan altas comisiones o tasas.

Por ejemplo, las comisiones cobradas cada vez que hacemos una transferencia a otro banco, incluso tasas de comisión por el uso de nuestras tarjetas de debido o crédito, inclusive por sólo aceptarlas. Sabemos que, en el modelo financiero tradicional, por el simple hecho de enviar dinero o realizar pagos en línea, se deben pagar comisiones.

Con el sistema de bitcoin no existen los intermediarios y, por tanto, el dinero va directo de una persona a otra, lo cual disminuye los costos, lo cual también incide positivamente en la compra y venta de productos, ya que sus costos pueden también reducirse.

La seguridad entre los compradores y vendedores

Usualmente, los mecanismos de pago que existen han presentado problemas con la seguridad, incluyendo el robo de dinero, especialmente con el uso de las tarjetas de crédito.

En cambio, cuando se efectúan compras utilizando la moneda bitcoin no es necesario que se de a conocer información que es delicada, como los números de las cuentas bancarias, o de las tarjetas de débito o crédito, por lo que los riesgos disminuyen.

Otro mecanismo de seguridad que ofrece el bitcoin, sobre todo para quienes son vendedores, es que no existe el riesgo de que compradores poco honestos puedan revertir los pagos y quedarse aun así con el producto, pues como ya mencionamos, las transacciones son irrevertibles.

En muchas páginas de subastas, o en las cuales se venden productos usados, existe la opción de escrow, es decir, un servicio por medio del cual el vendedor recibiría únicamente el dinero en el caso que el producto haya llegado al destino, lo cual ofrece seguridad para ambas partes del proceso.

Un mercado que nunca se detiene

En el caso de los bitcoins, este tipo de moneda nunca se estanca, al contrario, se encuentra activa durante las veinticuatro horas del día, y todos los días del año. Por presentar esta ventaja, muchos usuarios la respaldan.

Si tienes un negocio, tal vez es momento de incorporar la aceptación de esta criptodivisa para realizar tus transacciones, pues se trata de un proceso sencillo y rápido para las partes y es confiable y segura.

Recuerdo que la protección digital es muy importante en el caso de que utilices cualquier moneda criptográfica.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.