A continuación podéis ver en exclusiva el prólogo del nuevo libro de historiador Cristóbal Martínez, “San Jerónimo de la Murta, el monasterio olvidado que cambió el mundo”, realizado por el estudioso en textos clásicos de alquimia, Luis Silva.

Aquí podéis leer el texto completo. Esperamos que os guste:

Prólogo San Jerónimo de la Murtra, el Monasterio Olvidado que cambió el mundo.

Recuerdo el día que mi buen amigo de radio y fatigas viajeras, Cristóbal, me habló por primera vez del monasterio de San Jerónimo de la Murtra. Nunca había oído nada sobre este cenobio. Me puse a investigar. Mi primer paso fue consultar el volumen que tengo en mi biblioteca sobre los monasterios de Cataluña y, mira por dónde, tampoco aparecía el convento. Consultando en Internet encontré algo de información, pero de poco alcance.

Días después, en una visita que hizo Cristóbal a mi casa, examinamos de nuevo este libro con más detenimiento, observando en sus planos geográficos las ubicaciones de los diferentes cenobios catalanes según cada orden religiosa. Tampoco aparecía nuestra comunidad monástica. Era, sin duda, un monasterio olvidado.

Cristóbal empezó a hablarme de la importancia que tuvo este monasterio durante los primeros dos siglos de su existencia. Me quedé pasmado. ¿Cómo podía ser que un cenobio que había obtenido el favor de cuatro grandes reyes de España, entre cuyos monjes habían destacado personas de un nivel intelectual envidiable, que había tenido una de las mejores bibliotecas del país, que había participado en el descubrimiento de América, en cuyo seno se habían gestado planificaciones militares de alta envergadura para el Estado…, se hubiera quedado tan al margen?

Cristóbal, nuestro experto investigador, leía en su tiempo libre antiguas crónicas que se conservan en los archivos, y se maravilló. Una parte de la historia oculta u olvidada de un país pasaba por sus ojos. Tenía que escribirla para dar a conocer la relevancia que este monasterio tuvo, tanto a nivel nacional como internacional.

A medida que el autor del libro me iba informando de lo que iba encontrando en los antiguos escritos que leía, más me fascinaba; tanto, que le dediqué uno de los capítulos en el libro que por esas fechas estaba escribiendo, 50 lugares mágicos de Cataluña, bajo el título «Sant Jeronimo de la Murtra. El monasterio olvidado».

Apreciado lector, adéntrate en la lectura que Cristóbal pone en tus manos y descubrirás un lugar fascinante, lleno de sucesos y relatos, mitos y leyendas. Conocerás la historia del atentado que sufrió Fernando el Católico en la plaza del rey del Barcelona y de la suerte que tuvo el regicida. El impresionante viaje del monje Ramón Pané, que acompañó a Cristóbal Colón en su segundo viaje a las Américas. Gracias a él conocemos las antiguas costumbres, mitos y ceremonias de los indios taínos de La Española. Él fue el primer misionero investigador de la cultura indígena y hasta aprendió su lengua para relacionarse mejor con ellos. Y qué decir del hermano Marc Cardona, que no solo fue consejero del emperador Carlos V —de hecho, lo reclamó en el lecho de su muerte—, sino hasta un gran ingeniero y jardinero especializado en jardines renacentistas y elegido por Felipe II para crear los fabulosos jardines medicinales del monasterio del Escorial.

Lo que queda del impresionante claustro merece una mención especial. Es una auténtica joya del gótico catalán. Desgraciadamente, perdió una de sus alas en el fatídico incendio de 1835. Aun así, conserva sus espectaculares claves de bóveda, muy poco deterioradas, todavía policromadas y que se nos muestran como un libro abierto en el que, sobre piedra, podemos admirar sus pasajes bíblicos. También, como si de fotografías se tratase, podemos ver entre sus ménsulas las caras de reyes, papas, monjes, obispos… ¿Está esculpido allí el rostro de Cristóbal Colón?

Entre sus paredes se fraguó el plan estratégico de la conquista de la ciudad de Túnez. Una pintura mural en el refectorio del monasterio, presidida por el emperador Carlos V, nos recuerda esta efeméride.

Pero no solo de historia vive el cenobio; también está envuelto en leyendas. Una de las más interesantes es la de su Santo Cristo milagrero, que Cristóbal nos cuenta con suma pasión.
Y siguen más aventuras fascinantes que el autor nos va desvelando a lo largo de esta lectura y que nos hacen descubrir por qué San Jerónimo de la Murtra es un lugar a tener en cuenta.
Resulta increíble que este monasterio, testigo directo de tantos acontecimientos, haya permanecido oculto, desconocido a los ojos del gran público hasta ahora que, gracias a Cristóbal, sale a la luz.

Apreciado lector, si la vida te permite acercarte a visitarlo descubrirás que es un lugar idóneo para la meditación y el retiro, donde el silencio que practicaban ya los antiguos jerónimos-eremitas sigue dejándose sentir, y donde hasta los reyes se quedaron a descansar y recibir consejo.

Y qué mejor forma de empezar esta ruta que llevados de la mano de Cristóbal y su fascinante empeño en rescatar para la memoria esta joya de nuestra geografía.
San Jerónimo de la Murtra, el monasterio olvidado que cambió el mundo, habla por sí solo. Ten por seguro que valdrá la pena escuchar qué nos dice.

Luis Silva Mascuñana
27 de setiembre de 2016

¿Quieres saber más? ¿Comprar el libro? Accede

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Compartir
Luis Silva
Luis Silva Mascuñana, escritor, investigador y estudioso -desde hace más de 20 años-, de textos clásicos de alquimia. Licenciado en Derecho, postgrado Superior en Dirección y Gestión de la Seguridad Pública y sido profesor de la Escuela de Policía de Cataluña. Su trabajo más reconocido, ‘Alquimia, tras la piedra filosofal’, resultó como obra ganadora de la IIª edición del premio de investigación y divulgación histórica ‘Juan Antonio Cebrián’ otorgado en el año 2012.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.