A menudo pensamos en los emoticonos como algo que llegó con la invención del envío de los SMS y los correos electrónicos, pero nada más lejos de la realidad ya que se ha dado a conocer el primer emoticono (específicamente el de la cara sonriente) que fue utilizado, data de mucho antes de que se hayan puesto tan de moda como lo están en la actualidad.

El crítico literario Levi Stahl se encontró con un poema escrito en 1648 por Robert Herrick en el que si incluye la cara sonriente “:)” .

Este dibujo aparece en la segunda línea de su poema “A la Fortuna”. En un principio se pensaba que pudo ser algún tipo de error ortográfico que pudo llevar a la confusión, pero estudiando el contexto en el que está dibujada esta carita sonriente, Levi llegó a la conclusión de que el trazo estaba realizado con toda la intención.

El primer par de líneas dicen así:

‘me caeré y me sentaré sobre mis ruinas sonriendo aún :)’

Durante su investigación, Levi quiso saber si la marca era un error tipográfico en su libro de poesía por lo que decidió comprobarlo con diferentes versiones del libro que se encuentran en la Oxford University Press el año pasado.

Su sorpresa llegó cuando él encontró que el “emoticono” estaba incluido en todas las versiones que fue encontrando a su paso.

Se descubre que el primer emoticono y data de 1648 1El crítico literario explica en su blog personal que la poesía de Herrick es rica en ingenio así que era perfectamente posible que la cara sonriente se utilizara deliberadamente.

Esta marca en el poema dataría en más de 200 años de antigüedad el que hasta la fecha era el emoticono más antiguo y que fue encontrado en una transcripción del New York Times en uno de los discursos de Abraham Lincoln en 2009.

A pesar de todo, el crítico dice que su investigación puede no ser concluyente, ya que en anteriores versiones muchas las ediciones impresas o copiadas pudieron tomar este icono como una errata y eliminarlo así que tan sólo se podría confirmar encontrando el original, así se podría saber si realmente el autor buscó dejar esa sonrisa en su libro.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.