La agencia espacial NASA, en una rueda de prensa que ha generado gran expectación y que ha sido realizada con los participantes Michael Gillon, astrónomo de la Universidad de Lieja (Bélgica), Sean Carey, miembro del equipo del telescopio Spitzer, Nikole Lewis, astrónomo del Instituto de Ciencia de Telescopios y Sara Seager, especialista en ciencia de planetas en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Han anunciado que los trabajos realizados con el telescopio espacial Spitzer, han descubierto que en torno a la estrella TRAPPIST-1 hay hasta siete planetas de tamaño similar a la Tierra y que en los siete podría haber agua líquida en superficie.

TRAPPIST-1 es una estrella enana ultra-fría localizada a 40 años luz. Al ser mucho más fría y pequeña que nuestro Sol se dan circunstancias de habitabilidad que ayudan a que haya agua líquida en la superficie de los planetas, y por lo tanto más posibilidad de albergar vida.

Las simulaciones realizadas por la NASA para intentar averiguar como sería uno de estos planetas han llegado a la conclusión de que sería algo similar a la siguiente imagen:

Nuevos planetas NASA

Al orbitar una estrella mucho más pequeña que nuestro Sol, unas 10 veces de tamaño y 100 veces menos brillante, la luz del día sería como la de nuestro atardecer. También se podrían observar a simple vista los planetas hermanos de esta apasionante sistema solar, y el tamaño calculado de la estrella central en el cielo sería como la visión de dos de nuestras Lunas unidas.

Todavía es una información muy prematura, pero sus esfuerzos se centrarán en estudiar sus atmósferas aunque aseguran que no tendremos que esperar mucho para conocer más sobre estos planetas ya que Hubble está analizando todas y cada una de ellas y además los descomunales telescopios James Webb y el ELT se pondrán también con la labor para obtener la máxima información posible.

Desde luego, estos nuevos planetas pueden contener los agentes necesarios para albergar algún tipo de vida, aunque aún se trate de vida desconocida o exótica.

Los propios investigadores alertan de que todo esto aún es especulativo. Todos los descubrimientos apuntan a que en estos Planetas podría albergar la posibilidad de vida, pero aún es muy pronto para ello. A pesar de todo, aseguran que este es un día muy importante en la historia de la investigación espacial y que en los próximos años muchos esfuerzos estarán centrados en conocer lo máximo posible sobre este sistema Solar. Además esto hace que la NASA confirme la existencia de muchas más “Tierras” habitables que deberán investigar.

Este descubrimiento, además, confirma que solo en nuestra galaxia albergarán cientos de miles de nuevos planetas hermanos, ya que este tipo de estrellas enanas suponen el 75% de la Vía Láctea.

Los científicos recalcan que no debemos dejar de lado las inmensas distancias que nos separan de este sistema de planetas, y que a día de hoy poder llegar a los 40 años luz que nos separan es completamente imposible.

NASA insiste en que cada vez se descubren más exoplanetas y cada vez los telescopios son más potentes por lo que ya pueden buscar planetas en estrellas frías y pocos brillantes, y en el futuro en las otras más brillantes.

Aquí podemos observar otra simulación de los planetas y como cree la NASA que son:

Algunos de los nuevos planetas anunciados por la NASA
Algunos de los nuevos planetas anunciados por la NASA

También podemos encontrar este explicación en Vídeo que han realizado el canal NPG Press:

Después de la conferencia de prensa y del gran “revuelo” que se ha levantado por este importante anuncio ha llegado el turno de preguntas, aquí os dejamos un resumen de las más importantes:

¿Cuándo se podrá averiguar de qué están hechas las atmósferas?

Por ahora especulan con tiempos de hasta 5 años.

¿Por qué no le han puesto un nombre mejor?

Aunque se especularon con bastantes opciones, finalmente optaron por lo más científicos. Por eso los planetas se llaman TRAPPIST-1 b, c, d, e, f, g y h.

¿Hay más estrellas como TRAPPIST-1?

Confirma que si y además afirman que se podrán analizar las atmósferas siempre y cuando la situación les sea favorable.

Hay que tener en consideración que estrellas del tipo TRAPPIST-1 son mucho más longevas que nuestro Sol, por lo que la posible vida que allí se pueda encontrar, tendrá un tiempo de vida mucho mayor que el nuestro en cuestiones de tiempo astronómico.

¿Qué función tendrá el telescopio James Webb?

Supondrá un enorme cambio en la investigación en general, pero hasta que este inmenso telescopio esté operativo, tendrá que pasar un largo periodo. Es por eso que sus hermanos Spitzer y el Hubble son las principales herramientas utilizadas para esta tarea.

¿Cómo se formaron?

Al parece, según los estudios realizados hasta la fecha, estos planetas se formaron en una zona muy rica en hielo de agua, y luego atrapados por la gravedad en las cercanías de TRAPPIST-1. Sus órbitas se parecen a las de el gigantesco planeta Júpiter y sus lunas. De hecho, la estrella TRAPPIST-1 apenas es un poco más grande que este planeta.

La conferencia finaliza con el agradecimiento habitual y la emoción de los partícipes en este asombroso descubrimiento del que esperamos conocer más en las próximas semanas y saber por fin si llegará el esperado anuncio que nos indique, de forma oficial, que no estamos solos en la inmensidad del Universo. 

Conoce otras noticias de la NASA haciendo clic aquí.

 

Compartir
Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

Deja un comentario