Loving Vincent - nosmiran

Dentro del cine se suelen contar historias que están estrechamente relacionadas al arte y sobre todo a la vida de esos personajes ilustres que han dado forma al mundo y la cultura con su talento.

Antecesoras de esta película que cuenta de forma única la vida del famoso pintor holandés Van Gogh, podemos nombrar a la reciente Mr. Turner o Frida, ambas muy conocidas y queridas, pero no tan innovadoras en su producción como de la que hablaremos en este artículo.

Loving Vincent fue anunciada en el 2016 y de inmediato despertó la curiosa del todo el mundo debido a la arriesgada propuesta con la que pretende sacudir los paradigmas cinematográficos destinados a contar historias biográficas.

Desde su primer tráiler los espectadores pudieron apreciar la exquisitez de la técnica que hace de esta película única en su clase, y ¿cómo no? Si ostenta el título de ser la primera película que mezcla la pintura al óleo y una tecnología de punta para hacer realidad un sueño.

Si te interesa el arte y la innovación entonces debes enterarte en Gananci de los mejores negocios para los emprendedores artísticos.

Esta película es atrevida e interesante, la propuesta de sus realizadores de lograr crear un producto cinematográfico que sea a base de pinturas hechas a mano, es una idea que habla muy bien de sus genios y de sus agallas como creativos.

La trama de Loving Vincent busca esclarecer el misterio sobre la historia de cómo y por qué murió Vincent Van Gogh a causa de dos disparos; y la forma en que es contada es a través de más de 65.000 diapositivas realizadas sobre más de 1.000 oleos hechos por las manos de más de 50 artistas.

El equipo de realizadores se ampara bajo esta célebre cita del pintor:

No podemos hablar si no es a través de nuestras pinturas

Para explicar que los motivó a realizar este audaz metraje.

La razón por la que hemos hecho esta película no es porque queramos ser los primeros o establecer ningún tipo de récord: es porque creemos que no puedes contar de verdad la historia de Vincent sin sus pinturas, así que tuvimos que darles vida

Loving Vincent ha pasado por un largo proceso de gestación, unos 7 años, en los que sus directores y guionistas Dorota Kobiela y Hugh Welchman se han asegurado de darle al film la singularidad que lo caracteriza. Según Kobiela la idea del guion parte de los mismos cuadros del pintor, ya que para ella si los admiras en orden cronológico ellos mismos parecen contar una historia.

Incluso la trama se desarrolla siguiendo un personaje real pintado por Van Gogh, Armand Roulin, el hijo del cartero y amigo personal del pintor, que será el encargado de desvelar el misterio sobre la muerte de Vincent Van Gogh (1853-1890).


OTRAS NOTICIAS DE ARTE EN NOSMIRAN.COM


El elenco que participa en esta arriesgada película contiene a figuras importantes del cine mundial como Aidan Turner, la nominada al Oscar Saoirse Ronan, Douglas Booth, Chris O’Dowd, la estrella de la popular serie Game Of Thrones Jerome Flynn, Eleanor Tomlinson, Helen McCrory, o el aclamado actor británico John Sessions; quienes tuvieron que grabar las escenas sobre las cuales luego se pintaría los oleos a mano fotograma por fotograma hasta conseguir el acabado perfecto que evocara la técnica del famoso pintor holandés.

La creación de los oleos sobre los fotogramas y las figuras de los actores ya suponen un reto abismal para los artistas, pero como si fuera poco también tenían que recrear los escenarios donde se desarrollaba la historia. Esto supuso un arduo trabajo de investigación no solo sobre las técnicas paisajistas del pintor, sino también para conocer la forma precisa en la que se veía la arquitectura de la época.

Las pinturas al óleo dentro del film buscan representar también cada uno de los periodos artísticos en los que se desempeñó Van Gogh, pasando por los detallados y expresivos paisajismos, hasta los famosos retratos que cuentan con alusiones a algunas de sus obras maestras, y también buscan incluir las pinturas sobre objetos inanimados o de naturaleza muerta que tanto pintaba Van Gogh.

En Loving Vincent se pueden apreciar también unos innovadores oleos en blanco y negro o algo también conocido como el “Noir Vincent”, que expresa de manera magistral la sordidez y perturbación que alguna vez sintió el famoso pintor.

Esta película es sin duda la producción que más vale la pena ver en el cine este año, así que anímense y déjense maravillar por esta perfecta combinación de innovación tecnológica y pictórica.

Aquí podéis disfrutar del tráiler de la película:

Leave your vote

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Compartir
Edith Gómez
Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.