Ruinas de Bilbilis

Las Ruinas de Bílbilis (Calatayud) llevan más de cinco años en crecientes apuros. Los programas de excavación arqueológica son mínimos, los proyectos anunciados para revitalizar el conjunto se esfumaron y los arqueólogos insisten en que, cuanto más tiempo pasa, más en peligro se pone también la adecuada conservación de este valioso enclave, la ciudad en la que nació y murió el poeta clásico Marcial.

Desde hace más de cinco años, Las Ruinas de Bílbilis no recibe subvenciones autonómicas para excavaciones arqueológicas.

La competencia le corresponde al Gobierno aragonés, pero sus programas anuales de excavaciones -recortados drásticamente desde que comenzó la crisis económica- han dejado fuera a este yacimiento desde 2010.

Se sigue excavando durante los veranos, pero solo durante un puñado de días y con un puñado de euros, unos pocos miles que dedica el Ayuntamiento de Calatayud para, cuando menos, mantener a duras penas la investigación arqueológica en Bílbilis.


RECUERDA EL DÍA QUE EL EQUIPO DE LOS MISTERIOS NOS MIRAN VISITÓ ESTAS RUINAS ROMANAS 


Mientras se sigue insistiendo en el Gobierno aragonés, visto lo visto en los últimos seis años el Ayuntamiento llama ahora a las puertas del Estado. Aunque las inversiones en investigación arqueológica son competencia de las administraciones autonómicas, el Consistorio bilbilitano va a intentar que se implique el Ministerio de Cultura, y así se lo va a plantear próximamente a la Dirección General de Bellas Artes. El argumento: que el Estado es el dueño del yacimiento.

El alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, considera que eso puede ayudar a que el Ministerio de Cultura se implique en la conservación, revitalización e investigación arqueológica de Bílbilis.

«La importancia del yacimiento de Bílbilis exige que haya una apuesta en firme por parte de las Administraciones públicas», insiste Aranda. «El Ayuntamiento lleva años haciendo lo que puede, pese a que no es su competencia, estamos dedicando unos cuantos miles de euros cada año, una cantidad que es escasa pero que supone un importante esfuerzo para el Consistorio y que, al final, está siendo la tabla de salvación para mantener un mínimo de actividad en Bíblilis», explica el alcalde.

TAMBIÉN PUEDES LEER  Este domingo, Marta Embid en Cuarto Milenio hablando del enigma de la cripta Xifrè

Recuerda que, en 2007, se presentó públicamente, por todo lo alto, un proyecto de revitalización de Bílbilis dotado con un par de millones de euros y aportado entre el Gobierno aragonés y la Administración del Estado. «La dejadez de la Consejería aragonesa de Cultura hizo que aquello quedara absolutamente en nada y que se perdieran esos dos millones de euros», se queja. En 2009 se firmó el convenio entre el Estado y la Comunidad autónoma, pero el dinero jamás se hizo efectivo porque el proyecto acabó aparcado por el Gobierno aragonés.

Con aquella promesa incumplida, el Ayuntamiento quiere comprometer de nuevo al Ministerio de Cultura y al Gobierno aragonés. Y, si el Ejecutivo autónomo sigue sin querer invertir en Bílbilis, que por lo menos lo haga el Estado «como dueño que es de este yacimiento romano, de gran valor cultural y turístico para Calatayud».

Mientras tanto, en los próximos días se va a licitar una obra de mantenimiento para Bílbilis, promovida por el Ayuntameinto y cofinanciada por la Diputación de Zaragoza. Se invertirán 30.000 euros para cercar una de las zonas de más interés arqueológico de este enclave.

VíaABC Historia
Compartir

Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí