Un extraño fenómeno con un triste final

En muchas ocasiones el misterio se presenta de una forma fugaz, aleatoria y con mucha brevedad. Pero existen casos que a pesar del incesante paso de los años, continúan presentes en las vidas de aquellas personas que los padecen, e incluso continúan en boca de muchos a pesar del constante “refrito” que para algunas supone tratar de ellos.

Esta es la historia de una niña alemana a la que un misterio le cambió su vida por completo cuando un día, “supuestamente”, quedó poseída o enferma, según la perspectiva del lector y su creencia. Pero que como siempre digo, sea lo que fuere, aquella pobre muchacha sufrió en sus carnes una agonía que la llevaría a un estado lamentable y absolutamente desgarrador.

La Joven Anneliesse Michel

Anneliese Michel, una joven de tan solo 16 años de edad y nacida en un pueblo de la Baviera alemana, un día cualquiera empiezó a tener unos extraños síntomas que después de varias revisiones médicas hacen creer a los especialistas que la tratan que la niña tiene algún tipo de epilepsia, ya que la mayoría de veces tiene espasmos involuntarios llegando incluso a perder el sentido en alguna ocasión. Pasado un tiempo, y bajo el estricto tratamiento, Anneliese dice empezar a escuchar voces que provienen de un más allá, voces que como ella misma aseguraba, provenían de algún lugar desde “el otro lado”. En un principio los médicos no le dan mucha importancia al asunto, ya que consideran o bien que es una parte de la “enfermedad” o llegan a especular con que es todo una invención de ella para llamar la atención. Poco a poco su sintomatología se agrava y la joven asegura que ya no solo escucha voces, si no que también empieza tener unas visiones demoníacas que la llevan a un estado cada vez más complejo, pues asegura que éstas visiones llegan en cualquier inesperado momento y son totalmente incontrolables para ella.

Después de realizar todas las pruebas pertinentes los médicos no saben con exactitud la procedencia de todos estos síntomas, así que deciden ingresarla en un centro psiquiátrico en Wüzburg. Según se puede leer en algunos de los escritos de la época, Anneliese, a pesar de continuar con todos sus síntomas, consigue engañar a los psiquiatras que la cuidan haciendo ver que ella ya se encontraba en perfecto estado, y que todas aquellas visiones y voces habían desaparecido por completo, así que finalmente le dan el alta con la única medicación para la epilepsia que tomaba anteriormente.

La joven a pesar de todo, intenta continuar haciendo una vida normal y cuando sale del hospital es capaz de sacarse todos los estudios hasta el Bachillerato, ya que uno de los sueños que ella tenía era el de ser profesora de Universidad, pero aquí empezaría el gran calvario de Anneliese Michel. En 1973 sus síntomas se vuelven cada vez más insoportables y empieza a tener unos gravísimos ataques de genuflexiones, que para el que no lo sepa, es el gesto que realizan los cristianos ante las imágenes sagradas, o personas de gran calado eclesiástico. Anneliese se podía pasar horas realizando este gesto, bajaba y subía constantemente, lo que llevó a tener en muchas ocasiones las rodillas rotas por desgaste con el consecuente impedimento a la hora de caminar.

Cada vez su estado empeoraba

Los demás síntomas se hacían cada vez más constantes y fuertes. Convulsiones más agresivas, visiones más reales, cambios en la voz, un verborrea (facilidad a la hora de hablar) cada vez más insultante y muchos más síntomas que llevaron a que sus padres tomaran la decisión de ir al párroco Ernst Alt, un reputado conocedor del mundo de las posesiones y exorcismos. Ernst, comenzó una exhaustiva investigación para que la iglesia autorizara a realizar el exorcismo, durante varios meses pudo constatar que Anneliese cumplía todos y cada uno de los requisitos mínimos que el clero impone para poder dar credibilidad a una persona con una supuesta posesión. Los requisitos son:

-La aversión vehemente hacia Dios, la Virgen, los Santos, la cruz y las imágenes sagradas.-

 –El hablar con muchas palabras de lenguas desconocidas o entenderlas.- (Senoglosia)

 –Hacer presentes cosas distantes o escondidas.-

 –Demostrar más fuerzas de lo normal.-

Tras dar fe de todas ellas, Ernst envió un informe detallado al Vaticano, dónde también explicaba las vivencias de los padres de ella que aseguraban que cuando Anneliese sufría estas ya alargadas y supuestas posesiones, se hacían presentes también otro tipo de fenómenos de índole paranormal como la aparición sombras por el pasillo, la habitación y varios sitios de la casa, caídas de cuadros, movimiento inusual de objetos etc. «Cuando nosotros íbamos a ver a Anneliese veíamos sombras en los pasillos, cerca de la habitación de nuestra hija» aseguraba la madre en una de innumerables entrevistas realizadas. El novio y compañeros de clase de Anneliese llegaron a afirmar que en ocasiones ella se levantaba y haciendo unos extraños aspavientos les decía a todos que a ella le seguían todos los demonios, y pedía que todos se alejaran de ella incluida su propia pareja. Todo ello con una tenebrosa voz gutural que aseguraban sus personas más cercanas que parecía de Ultratumba, y que podremos escuchar más adelante.

Algo que también explicada el Padre Ernst en su informe es que todos los crucifijos de la casa se giraban solos para colocarlos boca abajo constantemente, y él lo había podido comprobar personalmente. Las ventanas se destruían solas, la cama se movía y un largo etc. de fenómenos que podríamos asociar a las típicas películas como la famosa “El Exorcista”, o la propia “El exorcismo de Emily Rose”, que es la versión en celuloide del caso vivido por Anneliese.

TAMBIÉN PUEDES LEER  Artículo: The HUM, el Zumbido de la Tierra

A estas alturas del caso, Anneliese ya no comía nada, decía que los demonios que la habitaban no se lo permitían, en cambio lo que si hacía era ingerir arañas, moscas, carbón e incluso su propia orina. De su cuerpo emanaban unos efluvios malolientes que no supieron encontrar explicación alguna, aunque algunos aseguran que era su propia sangre coagulada, también escupía heces, rompía cuadros de Cristo, se atacaba a si misma de una manera constante. Finalmente el padre Ernst obtuvo el permiso de la iglesia y con todo ello comenzó un exorcismo que duró casi un año, a razón de dos sesiones por semana y que Anneliese No podría superar.

En el siguiente audio, vamos a escuchar la voz de Anneliese durante varias de las sesiones. Es un audio que dura unos dos minutos y que es de varios días diferentes por eso notaran esos cortes, pero de todas maneras es un audio que pone los pelos de punta, al saber que eso que se escucha es un mujer de tan solo 23 años de edad, y que como siempre decimos, no importa si el motivo era físico y explicable científicamente, o endemoniado y explicable por una creencia, pues lo único que sabemos con certeza es el tremendo sufrimiento que Anneliesse tuvo que pasar durante sus efímeros años de vida.

Durante el período en el que estuvo sometida al exorcismo, Anneliese relató un sueño que había tenido, en el cual se habría encontrado con la propia Virgen María, y en él  ella le habría propuesto dos elecciones para su situación: por un lado ser liberada de inmediato del yugo de los demonios o bien continuar su martirio para así hacer pública la posesión demoníaca de la que era víctima, de manera que todos conociesen que existe un mundo espiritual habitado por demonios, los cuales también actúan en el mundo material. Según se puede leer en algunos textos o entrevistas a familiares, Anneliese habría escogido voluntariamente la segunda opción para dar testimonio con su martirio de la supuesta existencia de un mundo espiritual dónde la existencia de una bien y un mal representados en la forma de Dios y el Demonio son algo absolutamente real, siempre bajo la versión de la propia Anneliesse. De esta forma, su ejemplo como poseído serviría de aviso a toda la humanidad de que el demonio existe y de que nos ronda a todos, y que trabajar por la propia salvación debe ser una meta siempre presente.

El 1 de Julio de 1976 en una de las sesiones habituales ya del exorcismo. Anneliese mira a su madre y por primera vez en muchos meses vuelve a hablar con su verdadera voz, y completamente agotada le die “madre, estoy asustada”, luego gira su cabeza y mirando a los sacerdotes se refirió a ellos para decirles unas últimas palabras, “pidan su absolución, Lucifer está cerca, esta tierra está condenada” y por último entono la frase “erit ómnibus ” que significa algo así como “les pasará a todos”.  Justo después Anneliese dejó de respirar terminando así una agónica historia que creemos y esperamos la dejara por fin descansar en Paz.

Pasado un tiempo de su muerte sus padres y sacerdotes se vieron envueltos en una causa legal de homicidio, ya que la autopsia determinó que la muerte real de la joven se debió a un claro estado de inanición, desnutrición y deshidratación, llegando el punto de que fueron condenados por negligencia pero no llegaron a entrar en la cárcel. Durante las investigaciones, la autopsia desmintió que tuviera ningún otro tipo de problema médico, incluida la famosa epilepsia que todos creían que padecía realmente y que era motivo real de su estado, mitificando más si cabe la posesión como algo real.

Once años después el cuerpo fue exhumado para realizar una segunda autopsia, en y una de las imágenes que aparecen del ataúd muchos creen ver una especie de garra que sujeta este mismo, pero la mayoría de investigadores coinciden en afirmar que se trata de una simple pareidolia.

Curiosamente el resultado de esta segunda autopsia, jamás fueron revelados, o yo no he podido llegar a tener acceso a ellos. Sólo espero, y como he apuntado antes, que después de todo este calvario, Anneliesse, realmente descanse en paz, y si existe un “más allá” no tenga el sufrimiento y padecimiento que ha tenido en este extraño pasar del tiempo a la que llamamos vida.

Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

Puedes conocer otros artículos realizados por los miembros del equipo del programa Los Misterios Nos Miran

Ya puedes unirte a la comunidad de pasajeros de este tren de lo insólito y conocer todas las novedades a través de la comodidad de tu correo electrónico. En breve ¡Contenido exclusivo!

Compartir

Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

1 Comentario

  1. Hoy en dia sabemos que se trata de una enfermedad en la química del cerebro que altera su funcionamiento de manera butal. En su momento se sumó el fanatismo religioso, la ignorancia, la malpraxis medica y la senilidad de los padres para condenar esa pobre chica a una larga y terrible tortura hasta la muerte.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí