Se observa por primera vez la cara de un guerrero escita de 2.000 años de edad de Siberia

cara de escita

Los escitas han sido siempre reconocidos entre los guerreros más despiadados que el mundo haya visto jamás. Estos nómadas bebedores de sangre, fumadores de marihuana y tatuados vivían entre los vastos tramos de Siberia entre los años 900 y 200 a. C.

Por primera vez en casi 2.000 años, el rostro de un guerrero escita ha sido revelado.

Una tomografía computarizada de la cabeza reveló una lesión grave en su cráneo. Parece que su cara fue aplastada con un objeto contundente, resultando en una gran grieta desde la cavidad ocular hasta la mandíbula. La parte superior de su cráneo también tenía un agujero en el que se le había extraído el cerebro para momificarlo.

Gran parte de la historia de esta cultura permaneció perdida durante siglos en las profundidades de Siberia, hasta hace unos 300 años, el mundo sólo conocía a los escitas a través de extraños textos de otras culturas, la mayoría de los cuales parecían estar aterrorizados por ellos. Los escitas, por su parte, no eran demasiado entusiastas de la palabra escrita y probablemente eran analfabetos.

Momento en el que se realiza la tomografía al escita
Momento en el que se realiza la tomografía al escita

Su mayor legado cultural fue ser uno de los primeros guerreros en dominar la guerra montada en caballo y además se cree que fueron una de las primeras culturas en usar arcos lanzados a caballo.

TAMBIÉN PUEDES LEER  Un extraño rayo de luz verde sale de la Luna de sangre

Junto con esta habilidad única, se llevaron al campo de batalla con hachas de combate puntiagudas, espadas cortas para el combate cuerpo a cuerpo, arcos poderosos para el tiro con arco a larga distancia y escudos de madera pintados. A lo largo de los siglos, lucharon y fueron temidos por muchas de las grandes civilizaciones antiguas, como los griegos, los asirios y los persas.

Muchos de sus artefactos perdidos han sido excavados desde el hielo siberiano y han llegado a Londres, incluyendo armas, joyas de oro, ropa forrada de piel, caballos y cuerpos momificados.

La exposición Escitas: guerreros de la antigua Siberia, que se desarrolla del 14 de septiembre de 2017 al 14 de enero de 2018 en el Museo Británico, presenta más de 200 de estos raros artefactos, incluyendo un importante préstamo de objetos del Museo Estatal del Hermitage de San Petersburgo siento esta la primera vez que muchos de estos objetos han abandonado Rusia.

Aquí podéis ver la imagen del rostro:

cara de escita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here