El origen del Universo se vuelve a cuestionar

140807145618-large

  Cada vez son más las teorías rimbombantes y extrañas que aparecen sobre la aparición de nuestro universo. En esta ocasión tenemos a tres investigadores del Instituto Perimeter han destapado una nueva teoría sobre lo que podría existir antes del big bang. Es una teoría un poco desconcertante, pero vamos a intentar explicarla para saber en que se basa.

  Según los investigadores, lo que percibimos como el big bang, podría ser el “espejismo” tridimensional de una estrella que se colapsa en un universo profundamente diferente al nuestro.

  “El mayor desafío de la Cosmología es entender el propio Big Bang”, escribe uno de los miembros del Instituto Perimeter, Niayesh Afshordi, miembro de la Universidad de Waterloo, que juntos a el profesor Robert Mann y el estudiante de doctorado Razieh Pourhasan son las personas responsables de dicha teoría.

  La ciencia convencional sostiene que el Big Bang comenzó con una singularidad, un fenómeno insondable, caliente y denso del espacio-tiempo donde las leyes normales de la física se rompen. Las singularidades son extrañas y nuestra comprensión a día de hoy es limitada.

  “Los físicos saben que dragones podrían haber llegado volando si hablamos de una singularidad,” asegura Afshordi en un tono jocoso y dando a entender que las singularidades no tienen porque no tener una explicación para una entrevista con Nature.

  El problema, según los autores, es que la hipótesis del Big Bang tiene que tener una fórmula relativamente comprensible, uniforme y predecible y no surgir de una singularidad ya que ésta es una locura en la física. Así que tal vez sucedió algo más y nuestro universo nunca fue singular en el principio de todo.

  Ellos comentan, siempre basándose en su teoría, que nuestro universo conocido podría ser el “envoltorio” tridimensional alrededor de un agujero negro de cuatro dimensiones. En este escenario, nuestro universo sería una estrella en un universo de cuatro dimensiones colapsando y convirtiéndose en un agujero negro.

TAMBIÉN PUEDES LEER  Resuelto el misterio del anillo que apareció en el cielo de Gran Bretaña

  Según comentan, en nuestro universo tridimensional, los agujeros negros tienen limitación en dos dimensiones – es decir, están rodeados por un límite de dos dimensiones que marca el “punto de no retorno.” En el caso de un universo de cuatro dimensiones, un agujero negro tendría un horizonte en tres dimensiones.

 En su escenario propuesto, nuestro universo no estaría dentro de una singularidad; sino que se originó como – y sigue siendo – una implosión de una estrella de cuatro dimensiones.

Los investigadores hacen hincapié en que esta idea, aunque puede sonar “absurda”, se basa firmemente en las mejores matemáticas modernas que describen el espacio y el tiempo. En concreto, se han utilizado herramientas de holografía para “convertir el Big Bang en un espejismo cósmico.”

  En cualquier caso es una teoría más que ha tenido poca aceptación en la comunidad científica debido a la poca inconsistencia de la misma. Estaremos atentos a posibles novedades.

Fuente: Michio Kakusciencedaily.com

Compartir

Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí