China es una zona de ventas potenciales y se estima que, tras su reajuste de mercado, el comercio sufra un crecimiento. Especialmente, se espera un repunte en el sector del aceite de oliva, y España está a la espera para aprovechar la oportunidad. Pero es importante hacer mención de la gran competencia que existe en el sector y de lo difícil que resulta fidelizar a los consumidores.

Hay que destacar la condición líder de España, donde las empresas han puesto un importante esfuerzo en proveer una imagen digna de confianza en el mercado chino.

Por ello, es fundamental que las empresas españolas estén encaminadas en ese objetivo, el de presentarse con marcas potentes que se perciban como confiables al mercado chino y donde puedan relacionar las ventajas del aceite de oliva con marcas españolas.

También hay que tener en cuenta los obstáculos que se puedan presentar, como la creciente oferta por parte de marcas locales y por la desconfianza que pueda surgir por parte del consumidor ante los productos “falsos” de menor calidad.

En los tiempos venideros, el surgimiento de nuevas marcas por parte de las empresas, las sinergias derivadas de estrategias colaborativas y enmarcación de las ya existentes empresas a las nuevas formas de distribución serán claves para el éxito de las empresas en el sector.

TAMBIÉN PUEDES LEER  ¿Pudo Jesús de Nazaret estar casado y además ser un zelote?

El sector oleícola en China

Hay que tener en cuenta un “hueco” clave en el mercado chino, y es que las condiciones climatológicas de China complican el cultivo del olivo, y por lo tanto su producción se ve reducida. Esto quiere decir que las capacidades locales no pueden satisfacer la demanda comercial.

En ese punto es donde pueden entrar en juego las empresas españolas, complementando la oferta a través de la exportación de productos.

Según indican los datos recogidos por un estudio, China dispone de 300.000 hectáreas con una latitud similar a la del Mediterráneo y características climatológicas y edáficas adaptadas a la producción de olivos.

aceite-oliva-negocioPor distintas razones, el mercado del aceite de oliva ha sufrido una compresión en los años 2013 y 2014. Ese hecho ocasionó el reajuste de las cantidades importadas durante 2014.

Por otro lado, cabe destacas la posición líder de España en lo que respecta al comercio con China en el sector oleico. Informes indican que China importó en 2014 un 63% de la cantidad total de aceite de oliva virgen, un 68% del aceite de oliva y un 72% del aceite de orujo de oliva. Totalizando una suma aproximada de 70 millones de euros, de los cuales el 90% corresponde a los ingresos obtenidos por la exportación de aceite de oliva virgen.

TAMBIÉN PUEDES LEER  4 cosas que debes tomar en cuenta antes de decidir ser un Youtuber de videojuegos

También, por la posición líder de España como productor de aceites y la fuerte promoción que se han llevado a cabo, el consumidor tiene el aceite de oliva español como primera alternativa.

Percepción del consumidor

El estudio mencionado anteriormente, también refleja la incertidumbre por parte del consumidor asiático en cuanto a los beneficios o desventajas que pueda tener el aceite de oliva sobre la salud humana. El consumidor toma aceite de oliva en primer lugar por sus propiedades saludables, y en segundo lugar por imagen.

En China no se cocina con aceite de oliva por varios motivos, primero por otorgar un sabor impropio a la gastronomía china y porque cree que no es idóneo para cocinar. Por estos motivos se consume crudo y pasa a ser una alternativa secundaria, sobre todo para gente joven. Además, se valora como un producto Premium.

Compartir
Edith Gómez
Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here