Al parecer, el manuscrito más famoso encriptado hasta la fecha, el conocido como Manuscrito Voynich, podría haber sido resuelto en parte, y es que un académico de la Universidad de Bristol ha estudiado dicho texto y haber encontrado un patrón para poder describir qué indica en dicho texto.

El Dr. Gerard Cheshire, investigador que ha estudiado el manuscrito, tardó dos semanas, utilizando una combinación de pensamiento lateral e ingenio, en identificar el lenguaje y el sistema de escritura del famoso e inescrutable documento.

Manuscrito Voynich
Esto muestra a dos mujeres tratando con cinco niños en un baño. Las palabras describen diferentes temperamentos: tozosr (zumbido: demasiado ruidoso), orla la (al borde: perdiendo la paciencia), tolora (tonto/insensato), noror (nublado: apagado/triste), o aus (pájaro dorado: bien educado), oleios (aceitado: resbaladizo). Estas palabras sobreviven en catalán, portugués, portugués, rumano, catalán y portugués. Las palabras orla la describen el estado de ánimo de la mujer de la izquierda y pueden ser la raíz de la frase francesa’oh là là’, que tiene un sentimiento muy similar. Crédito: Manuscrito Voynich
En su artículo, The Language and Writing System of MS408 (Voynich) Explained, publicado en la revista Romance Studies, Cheshire describe cómo descifró con éxito el códice del manuscrito y, al mismo tiempo, reveló el único ejemplo conocido de lengua proto-Romance.

El manuscrito Voynich podría ser originario de Aragón Medieval

«Experimenté una serie de momentos de ‘Eureka’ mientras descifraba el código, seguidos de una sensación de incredulidad y emoción cuando me di cuenta de la magnitud del logro, tanto en términos de su importancia lingüística como de las revelaciones sobre el origen y el contenido del manuscrito”. Aseguraba el propio investigador

«Lo que revela es aún más sorprendente que los mitos y fantasías que ha generado. Por ejemplo, el manuscrito fue compilado por monjas dominicas como fuente de referencia para María de Castilla, reina de Aragón, que resultó ser la tía abuela de Catalina de Aragón”.

El manuscrito Voynich podría ser un texto del Aragón medieval escrito en una lengua proto-romance 1
Esto muestra la palabra ‘palina’, que es una varilla para medir la profundidad del agua, a veces llamada varilla de estadio o regla. La letra «p» se ha ampliado. Crédito: Manuscrito Voynich

Tampoco es exagerado decir que esta obra representa uno de los desarrollos más importantes hasta la fecha en la lingüística románica. Según Chesire, el manuscrito está escrito en proto-Romance-ancestral a las lenguas románicas actuales, incluyendo portugués, español, francés, italiano, rumano, catalán y gallego. El lenguaje utilizado era omnipresente en el Mediterráneo durante el período medieval, pero rara vez se escribía en documentos oficiales o importantes porque el latín era el idioma de la realeza, la iglesia y el gobierno. Como resultado, el proto-Romance se perdió del registro, hasta ahora.

Cheshire explica en términos lingüísticos lo que hace que el manuscrito sea tan inusual:

«Utiliza una lengua extinta. Su alfabeto es una combinación de símbolos desconocidos y más familiares. No incluye signos de puntuación dedicados, aunque algunas letras tienen variantes de símbolos para indicar puntuación o acentos fonéticos. Todas las letras están en minúsculas y no hay consonantes dobles. Incluye diptongos, trifongos, cuadrifongos e incluso quintifongos para la abreviatura de componentes fonéticos. También incluye algunas palabras y abreviaturas en latín».

El manuscrito Voynich podría ser un texto del Aragón medieval escrito en una lengua proto-romance 2
La viñeta A ilustra el volcán en erupción que impulsó la misión de rescate y el dibujo del mapa. Se levantó del fondo del mar para crear una nueva isla llamada Vulcanello, que más tarde se unió a la isla de Vulcano tras otra erupción en 1550. La viñeta B representa el volcán de Ischia, la viñeta C muestra el islote de Castello Aragonés, y la viñeta D representa la isla de Lipari. Cada viñeta incluye una combinación de imágenes ingenuamente dibujadas y algo estilizadas junto con anotaciones para explicar y añadir detalles. Las otras cinco viñetas describen más detalles de la historia. Crédito: Manuscrito Voynich

El siguiente paso es usar este conocimiento para traducir todo el manuscrito y compilar un léxico, el cual Cheshire reconoce que tomará algún tiempo y financiamiento, ya que consta de más de 200 páginas.

«Ahora que el lenguaje y el sistema de escritura han sido explicados, las páginas del manuscrito han sido puestas a disposición de los estudiosos para que exploren y revelen, por primera vez, su verdadero contenido lingüístico e informativo.»

Seguiremos atentos a posibles novedades sobre este importante descubrimiento.

Si te interesa y te atreves a estudiar el manuscrito, aquí puedes ver una edición digitalizada.

Ayudanos a seguir:

Si eres usuario de Amazon, compra a través de este enlace y nos ayudarás a seguir con este proyecto. Un porcentaje de tu venta irá a nuestra cuenta de afiliado. Es completamente confidencial y no verás aumentado ni cambiado el precio del producto. ¡Muchas Gracias!

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.