Nuestro nivel de inteligencia no es fijo de por vida.

En un reciente artículo en la revista New Scientist, se ha presentado un informe sobre la disminución gradual del coeficiente intelectual en países supuestamente desarrollados como el Reino Unido, Australia y los Países Bajos. Este tipo de debates se centran en el Coeficiente Intelectual como un rasgo de la persona que no se puede cambiar, sin embargo varias investigaciones demuestran todo lo contrario.

  El concepto de  prueba de inteligencia (CI o IQ por sus siglas en inglés) fue ideado por psicólogos franceses en el año 1900 para ayudar a describir las diferencias en lo bien y rápido que los niños aprenden en la escuela. Actualmente se utiliza con frecuencia para explicar la diferencia que todos tenemos en un nivel fijo e inherente sobre la inteligencia y lo rápido que podemos aprender.

Cuándo hablamos de inteligencia, nos referimos a nuestra capacidad de aprender rápidamente y adaptarnos a las nuevas situaciones. Estos tests supuestamente miden nuestro vocabulario, nuestra capacidad para resolver problemas, razonar lógicamente, y así sucesivamente.

Pero lo que muchos no entienden es que si las pruebas de CI midiesen sólo nuestras habilidades en estas tareas particulares, nadie estaría interesado en nuestra puntuación, sin embargo ha llegado un punto que mucha gente entiende que la puntuación es lo más interesante sólo porque se piensan que se mantiene fija para toda la vida.

Los tests de inteligencia estandarizados utilizados por los psicólogos clínicos con fines de diagnóstico, tales como la escala Weschler, están diseñados de tal forma que no son fáciles de preparar ya que los contenidos se mantienen sorprendentemente en secreto y se cambian con regularidad por lo que la puntuación dada por un individuo es siempre relativa.

Incluso mientras obtenemos una mejor educación y somos más hábiles en las pruebas de coeficiente intelectual (un fenómeno conocido como el “efecto Flynn“) nuestra puntuación no varía en absoluto y esto es porque el sistema de puntuación del CI tiene en cuenta la cantidad de mejora esperada en el tiempo y luego se descarta. Es decir los test que se realizan cuándo uno tiene más edad, están adaptados a esa edad y por lo tanto no entienden el aprendizaje. Este tipo de cuenta se llama un puntaje estandarizado ya que esconde su puntuación verdadera y simplemente representa su posición en relación a sus compañeros que también supuestamente se han convertido en más inteligentes o al menos a la misma velocidad.

En realidad esto quiere decir que todos somos cada vez más inteligente a través de nuestras vidas y las pruebas de coeficiente intelectual y el sistema de puntuación del mismo se ajustan constantemente para asegurarse de que el CI promedio se mantenga en 100, a pesar de un aumento bien señalado en la capacidad intelectual en todo el mundo.

Por el contrario, los psicólogos son conscientes de que las puntuaciones de inteligencia están sujetos a la influencia cultural y las oportunidades sociales, pero algunos todavía insisten en que no podemos elevar nuestro coeficiente intelectual y “según ellos” esto se debe a que nuestra inteligencia general es un rasgo fijo que requiere un entrenamiento cerebral”, en otras palabras, aseguran que todos estamos biológicamente limitados en nuestros niveles de inteligencia, cosa que lógicamente no es cierta.

La idea de que el coeficiente intelectual es algo fijo para toda la vida, se construye en la política cuestionables de pruebas de CI y la consecuencia más grave de esto es el uso de este tipo de pruebas para culpar de las dificultades educativas a los alumnos y no en los sistemas de enseñanza.

En definitiva, es trabajo de los psicólogos encontrar mejores maneras de enseñar y no mejores formas de justificar los malos resultados de los estudiantes. Este uso particular de las pruebas  ha sido motivo para que un líder en el campo de la investigación de inteligencia, Robert Sternbergrealizase unas pruebas de coeficiente intelectual y las denominase como la psicología negativa en un artículo de 2008.

TAMBIÉN PUEDES LEER  Rosetta registra unos sonidos similares a los del conocido "Predator"

 Los que han asegurado durante décadas que el coeficiente intelectual es fijo para toda la vida, han logrado ignorar décadas de investigación publicada en el campo del análisis aplicado del comportamiento reportando grandes ganancias sobretodo en los niños que han estado expuestos a las intervenciones conductuales intensivas una vez que han sido diagnosticados con dificultades de aprendizaje.

Otro estudio noruego en 2009 examinó los efectos de un aumento en la duración de la escolaridad obligatoria en Noruega que se llevó a cabo en la década de los 60 y alargó el tiempo en la educación para los noruegos durante dos años. Los investigadores utilizaron los registros de la capacidad cognitiva tomada por los militares para calcular el coeficiente intelectual de cada individuo en el estudio y encontraron que el coeficiente intelectual había aumentado en 3,7 puntos por cada año adicional de educación recibida.

Otros estudios más recientes de la Universidad de Michigan informaron de mejoras en las medidas objetivas de la inteligencia de aquellos que practican un entrenamiento cerebral tarea llamada la tarea n-back (una especie de prueba de memoria informatizada).

Un reciente estudio piloto mostró que podemos elevar considerablemente las puntuaciones de CI estándar mediante la formación de los niños en las tareas de habilidades lingüísticas relacionales en un período de meses. Una vez más, este hallazgo desafía la idea de que la inteligencia es fija para toda la vida.

Así que es hora de que reconsideremos nuestras ideas acerca de la naturaleza de la inteligencia como un rasgo que no se puede cambiar. Sin lugar a dudas, puede haber algunos límites para el desarrollo de nuestras habilidades intelectuales, cada persona es un mundo, pero seamos socialmente responsables y no nos sintamos limitados y obligados por esos límites.

Fuente: ILFSciencie, New Scienscist

Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

Puedes conocer otros artículos realizados por los miembros del equipo del programa Los Misterios Nos Miran

Ya puedes unirte a la comunidad de pasajeros de este tren de lo insólito y conocer todas las novedades a través de la comodidad de tu correo electrónico. En breve ¡Contenido exclusivo!

Compartir

Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí