main-holes (1)

Astrónomos de la Universidad de Yale han identificado el primer “cambio de look” de un cuásar, un objeto brillante en el espacio profundo, que parece tener su propio regulador de intensidad.

Dicho descubrimiento puede ofrecer una visión más en profundidad sobre el funcionamiento de estos grandes faros del universo.

Los cuásares son objetos luminosos masivos que obtienen su energía a partir de los agujeros negros. Hasta ahora, los científicos no han sido capaces de estudiar tanto la fase oscura y brillante de un cuásar en una sola fuente.

Los recientes descubrimientos de los investigadores dirigidos por la Universidad de Yale se basan en la observación de un cuásar que se ha atenuado en comparación con las observaciones realizadas hace un par de años.

“Hemos visto cientos de miles de cuásares en este punto, y ahora que hemos encontrado uno que está apagado”, “Esto nos puede decir algo acerca de su vida.” Dijo Megan Urry, profesor de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Yale y co-autor del estudio.

Stephanie Lamassa, un científico investigador asociado de Yale y principal investigador del estudio, se dio cuenta del fenómeno durante una investigación en curso de la Stripe 82, una estrella que se encuentra a lo largo del ecuador celeste y que ha sido explorada en numerosos estudios astronómicos, incluyendo el Sloan Digital Sky Survey.

“Esto es como un regulador de intensidad, la fuente de energía se oscureció. Debido a que el ciclo de vida de un cuásar es una de las grandes incógnitas, la captura de uno que cambia dentro del curso de una vida humana, es increíble”. , dijo Lamassa.

Aún más importante para los astrónomos fue el debilitamiento de las líneas anchas de emisión del cuásar. Visible en el espectro óptico, estas líneas de emisión están compuestas de gas que está muy lejos como para ser consumidos por el propio agujero negro, pero lo suficientemente cerca como para ser “removido” por la energía generada a partir de material que sí cae en un agujero negro.

TAMBIÉN PUEDES LEER  El descubrimiento de la tumba de Alejandro Magno es falso

El cambio en las líneas de emisión es lo que le llevó a los investigadores a darse cuenta de que el agujero negro había reducido su potencia y emitiese menos energía como resultado. Fue entonces cuando el cuásar “cambió de look” y el regulador de intensidad y la mayoría de sus líneas de emisión desaparecieron.

El equipo de Yale analizó una variedad de datos de observación, incluyendo información reciente de espectros ópticos y fotometría óptica de archivos además de la información de los espectros de rayos X ya que tenían que descartar la posibilidad de que el cuásar simplemente pareciera perder brillo debido a una nube de gas u otro objeto que pasase frente a él antes de llevar la investigación por otros derroteros.

Los hallazgos podrían resultar muy valiosos en varios frentes. En primer lugar, proporcionan información directa sobre la naturaleza intermitente de la actividad de un cuásar y hacen alusión a la actividad esporádica de los agujeros negros y su singularidad.

“Tal vez esto tiene implicaciones para la forma en la Vía Láctea se ve hoy en día.” Dijo Urry en sus declaraciones.

Además, existe la posibilidad de que el cuásar pueda dispararse de nuevo, mostrando así a los investigadores otro aspecto cambiante del mismo.

“A pesar de que los astrónomos han estado estudiando los cuásares durante más de 50 años, es emocionante que alguien como yo, que ha estudiado los agujeros negros durante casi una década, pueda encontrar algo completamente nuevo”, dijo Lamassa.

main-holes

Fuente: Yale News, Discovery

Compartir
Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí