Pues ya estamos en el último mes del año, diciembre, un mes siempre convulso, capitaneado sobre todo por la gran cantidad de días festivos que contiene, el puente de la Inmaculada, Navidad, San Esteban en Cataluña, la noche de fin de año, todas ellas fiestas muy relacionadas con la familia, las creencias, el amor y también, porque no decirlo, con el consumo desmedido en algunas ocasiones. También es un mes convulso porque la gente tiene tendencia a realizar su balance anual sobre todos aquellos momentos que ha vivido a lo largo de los meses ya pasados. Algo que de manera casi inevitable nos lleva a recordar también los momentos difíciles y tristes ya no sólo personales, sino también los que la actualidad nos contempla. Quizás las personas que peor viven esta época del año son todas aquellas que por circunstancias de la vida han perdido algún ser querido y notar su falta en estas fechas tan indicadas puede ser un trago muy duro y amargo de sobrellevar. Pero también ese balance seguro que cuenta con momentos muy positivos, pequeñas gotas en un manantial de penas que de buen seguro hacen que uno pueda sentir un poco de alegría interior y que es tan terriblemente necesaria en la actual sociedad que estamos viviendo. Volver a recordar esos pequeños momentos que hacen de ésta vida un interesante camino a recorrer. Disfrutar de aquellos momentos divertidos que con tan buen agrado explicaréis una y otra vez en la cena familiar.

El año 2013 termina con grandes momentos, buenos y malos, que han pasado a la posteridad y que son los que históricamente recordaremos con el paso de los años cuando algún almanaque nos los explique, pero también tenemos que hacer un ejercicio de positivismo, creer que nosotros somos participes de esta historia y que no sólo la contemplamos como un mero espectador en la lejana y fría sala de cine. En una mayor o menor medida tenemos que dejar nuestra pequeña impronta, no es necesario que uno sea famoso, científico, escritor, actor o futbolista para ello, cerca nuestro, las personas que orbitan a nuestro alrededor son las que necesitan de esos pequeños instantes que pueden quedar grabados a fuego en la memoria y el corazón de ellos y convertirte en una persona mucho más importante en ese microcosmos que es la sociedad de cada uno de nosotros, pues si no lo hacemos así, la vorágine del tiempo actual nos engullirá y entonces sí que podemos encontrarnos en una auténtica espiral de sentimientos perdidos.

En lo personal para mí 2013 no será un año que pasará a mi historia, como todo el mundo sabe son momentos difíciles que uno debe de superar, pero como os decía antes, cabe recordar y almacenar los buenos recuerdos, que por suerte son muchos, y mantenerlos vivos ahí dónde se encuentren y por supuesto aprender de los errores cometidos. Recuerdo que en este mismo mes, pero hace justo un año, el mundo según los mayas debía terminar, luego no era un fin como tal y al final se habían equivocado de fecha y al parecer en 2014 es cuando lo podremos al fin vivir. Yo no sé si todo esto es verdad, lo que sí sé es cómo y con quien viví ese fin del mundo y lo importante que fue para mí, ya que sin duda ese fue el nuevo comienzo de nuestro humilde programa que estaba a punto de retomar las hondas después de más de 6 meses de parón y del que, la verdad, no tenía muchas ganas de volver a encarrilar. Ese programa insufló en mí una energía que hasta día de hoy ha continuado. Ese día dábamos forma poco a poco al formato que tenemos actualmente y además pudimos escuchar el estreno como miembros oficiales del programa de Marta, Mario y Jordi (La Voz de las Tinieblas).

Luis, Ana, Mario, Daniel, Pablo

Aún quedaba más de un mes para empezar oficialmente el programa como tal, pero os puedo asegurar que algunas reuniones (más bien yo diría cenas) que realizamos el equipo del programa para dar un poco de forma a lo que queríamos hacer, fueron cuanto menos de lo más curioso que he vivido yo en mi vida, momentos de esos en los que el misterio te visita sin buscarlo, sin quererlo y sin embargo sabes que está ahí esperando. Reuniones por otra parte que nunca dieron su fruto, pues aún está por llegar el día que podamos reunirnos y hablar del programa para prepararlo sin irnos por las ramas y acabar siempre con otros temas que nada tienen que ver y que luego nos hace ir de bólido cada semana incluso para poder comenzar a la hora, pero benditas idas de tema, si no fuesen por ellas estoy seguro que para bien o para mal, el programa no sería lo que es a día de hoy.

TAMBIÉN PUEDES LEER  Microaudio Especial: "Los Misterios nos miran vuelve a la radio"

Yo no voy a hacer un balance muy largo ni desgranar uno a uno cada programa que hemos realizado, ni tampoco voy a decir cuál es el que yo considero mejor o peor, pues además de que no sabría decirlo, creo que no es necesario explicar que todos y cada uno de ellos tienen una importancia fundamental en mí, pues aún a día de hoy no acabo de entender como hemos logrado tener invitados del nivel que hemos tenido y como muchos de ellos se han convertido en amigos e incluso miembros del programa.

Nosotros no tenemos pretensiones de ningún tipo, no hacemos esto para acabar viviendo de ello, aunque negar que nos gustaría sería mentir, pero siempre os lo decimos, esto no es más que una excusa para pasar un buen rato en compañía y sentirnos de alguna manera útiles con nosotros mismos, pues como decía antes, hay momentos en los que pasar por los micrófonos es un bálsamo que en muchas ocasiones esconde el mal trago que algún miembro del equipo ha pasado, así nació el programa, con esa intención, y así creemos que se ha mantenido hasta el día de hoy. Aunque no lo creáis, el que aquí os escribe es un ser más raro, uraño e introvertido de lo que os podéis imaginar, y hacer este programa ayuda como terapia a dejar de serlo un poco, al menos durante unas horas a la semana.

Este año que nos deja ha sido en este aspecto un año fantástico, más de 40 programas realizados, muchos invitados que nos han hablado de temas alucinantes, grandes momentos que han sido almacenados en nuestro interior y que hacen de ésta un etapa inolvidable. También he podido comprobar con mucha alegría y un poco de vértigo todo vuestro cariño y algunos de vuestros mensajes han llegado a lo más profundo de nuestro ser, ya que jamás imaginamos que nadie nos escribiría diciendo que durante sus malos momentos nuestras voces han ayudado a calmar un poco su mal trago, que mientras trabajáis vuestra compañía para pasar las horas de forma más amena hemos sido nosotros y tantas otras cosas que sinceramente son palabras que no sabemos muy bien como encajar y que yo personalmente no sé si nos merecemos, pues al fin y al cabo sólo explicamos lo que a nosotros mismo nos gustaría escuchar.

Yo no soy una persona navideña, ni tampoco familiar, de echo soy un personaje bastante raro y estrambótico, pero creo que es justo en nombre de todos los miembros del programa felicitar a todos vosotros por estas próximas fechas que se acercan. Seas o no creyente en ellas, disfrútalas, vívelas, comparte toda la alegría que puedas, sino buscamos una excusa para hacerlo, sea navidad, año nuevo o en mitad de la cuesta de Enero, hay que buscar siempre el momento y la excusa para ser feliz, porque esa es la mejor arma con la que podemos combatir como sociedad. Intentad, dentro de todas vuestras posibilidades y fuerzas, sed lo más felices que podáis y disfrutad cada minuto que pasa como si fuese el último. Gracias a todos y por supuesto…

 FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2014

 

Pablo López
losmisteriosnosmiran.com

 

Compartir

Pablo López es Graphic Design & Social Media y WordPress Senior en ClickOnline360 . Técnico en transporte sanitario, Máster en marketing digital y estudiante de egiptología ha realizado trabajos para los escritores y editoriales más importantes del país. Director, presentador, editor de sonido y diseñador web es el creador e impulsor del programa.

2 Comentarios

  1. Feliz Navidad Pablo, y Feliz Navidad a todo el equipo del programa, invitados y oyentes 🙂

    *•.¸♫ F░E░L░I░Z░░♫ N░A░V░I░D░A░D░!░! ♫*•.¸♫

  2. Hola que tal.
    Por situaciones de la vida hacía mucho tiempo que no me descargaba alguno de sus podcast, hasta hace unos días que escuché un par de ellos, (de los más recientes que tienen en su ivoox) y (sin afán de desmerecer a su actual equipo que es muy bueno), veo con preocupación que han dejado ir a un crack!! ya no está Guillem?!! Hay alguna posibilidad de que regresé??? Es que vamos, un programa de “Los misterios nos miran” sin guillem es como un partido del Barza sin messi…
    Bueno ahí queda mi comentario y por cierto de mis programas favoritos es la entrevista a JL, los ooparts, los misterios de marte y la luna, el de las 10 conspiraciones y por supuesto el especial del fin del mundo maya, con el señor mesa (otro crack).
    Pues eso felicitaciones por su trabajo y feliz navidad a todos!!!
    PD: por cierto, que buena imagen tiene Lula Miranda en su portada del facebook… espero esté pronto de nuevo en el programa. saludos

Dejar respuesta

Deje su comentario
Por favor, ponga su nombre aquí